martes, 31 de enero de 2012

Inaguración y charla en Frankfurt

En las paredes de las antiguas celdas de prisioneros del nazismo fue colocada la expo sobre el C.C. de San Pedro de Cardeña. En la inaguración de la expo se habló de un gran poeta y revolucionario, Miguel Hernández, muerto en una prisión franquista tras el final de la Guerra Civil Española, recitaba que “hay hombres que contienen un alma sin fronteras”.
Esos fueron lo cerca de 40000 hombres y mujeres de las B.I., que en 1936 demostraron al mundo que el pueblo español no estaba solo. Procedían de más de 52 nacionalidades, cuando en el mundo no había más de 66 países.
La solidaridad con la República y la lucha por las libertades, que representaba la victoria del Frente Popular en la elecciones, fue un ejemplo que marcará a generaciones venideras. Codo con codo, negros y blancos, asiáticos y europeos, católicos y judíos, comunistas y anarquistas, no hubo distinción por raza, condición social o religión, dentro de las B.I. Recordemos que en la II Guerra Mundial el ejército Yanki, fue un ejército segregacionista. Y durante la Guerra Civil Española, un comandante negro Oliver Law, dirigió un batallón de blancos. Un veterano afroamericano de las B.I., James Yates, decía que “en España fue la primera vez que se sintió libre.”
Los y las brigadistas significan la lucha eterna, incluso dentro de la prisión en medio de unas condiciones durísimas, como podemos ver en esta exposición. Un compromiso sin fin por la búsqueda constante de la justicia, cueste lo que cueste.
Un pasado ejemplar, pero lo mas importante para el futuro es el camino del cual tenemos marcadas las primeras huellas que ellos marcaron. Cuando estas finalizan, continuemos nosotros y nosotras con las nuestras en pro de un horizonte de lucha antifascista y anticapitalista. Este será el mejor homenaje, continuar su lucha.

Ya en la charla, Nacho, habló sobre el C.C. de San Pedro de Cardeña y la situación social, política de los años 30, además de las Brigadas Internacionales. Os ponemos un texto;

Un abandonado monasterio situado a 11km de la ciudad de Burgos, capital de los sublevados, fue reconvertido en prisión franquista. Fue proyectada para 1200 presos, albergando hasta mas de 5000. Por el pasaron miles de republicanos, vascos, asturianos,… principalmente detenidos en el frente del norte. Estos solían estar unos 3 meses, antes de ser encuadrados en un batallón de trabajadores. La Diputación Provincial de Burgos uso a estos como esclavos para hacer carreteras y diversas obras. Sin ningún tipo de remordimiento o reconocimiento a estos hombres. Es más, no colaboraron con los actos de homenaje y recuerdo a los presos en San Pedro, ni en 1996 y tampoco en 2011. En Alemania, diversos organismos oficiales o empresas privadas, han reconocido su complicidad con el nazismo, pidiendo perdón públicamente.
En abril de 1938 una orden franquista ordena “que se concentren….a los extranjeros”, brigadistas internacionales, en dicho campo. Hay varios motivos, por su situación en Burgos, donde se encontraban las sedes de inteligencia franquista, la Gestapo o la OVRA Italiana(Organización para la vigilancia y represión del anti-fascismo), que interrogaron a los prisioneros en San Pedro. Un acuerdo entre Himmler, jefe de la Gestapo, y Martinez Anido, Ministro de Orden Público en julio de 1938, daba carta blanca a los procesos de extradición. En octubre un telegrama franquista daba la orden de “..los prisioneros de lengua alemana capturados ..(serán) interrogados con fines de investigar sobre sus posibles actividades comunistas en su país de origen,..con urgencia y sin ser mezclados con otros….prisioneros, sean enviados al Campo de San Pedro…” Donde se juntaron presos de más de 40 nacionalidades, algunos como los alemanes e Italianos en durísimas condiciones de vida.
También Franco tuvo que controlar que llegaran vivos a sus prisiones los extranjeros detenidos. El 50% de los brigadistas detenidos eran ejecutados inmediatamente. La mayoría de los brigadistas que llegaron a San Pedro, fueron detenidos por fascistas de Mussolini. El Mariscal Göring, al mando de la Luftwaffe, presionó a Franco para “que se interese por un pronto canje de aviadores alemanes, actualmente prisioneros de los rojos” en octubre de 1938.
Muchos de los brigadistas detenidos, sirvieron de moneda de cambio para la libertad de fascistas Alemanes o Italianos en manos de la República. La actuación en el frente de Guadalajara(a 57kms de Madrid), en marzo de 1937, de la XI Brigada Internacional (Alemanes, Franceses, Italianos,…) con la detención de más 400 fascistas Italianos sería a la postre la carta de libertad de más de 200 brigadistas internacionales presos en San Pedro, serían intercambiados.
La organización clandestina de los brigadistas presos en San Pedro fue excepcional, publicaciones clandestinas, reparto de dinero y comida en un fondo común, clases de formación,…incluso consiguieron burlar a la Gestapo y engañarles con la nacionalidad de varios presos, esto supuso su libertad y seguir combatiendo al fascismo en la Resistencia Francesa o la Orquesta Roja.

Un brigadista americano hace unos años recordaba su estancia en San Pedro,…” nuestra organización clandestina era muy buena….organizábamos,.. un instituto de estudios. Todo el que tuviera algo que enseñar daba clase…teníamos tiempo de sobra para pensar…Así que salí de allí con las ideas, bien, bien claras de cuál debía ser mi filosofía de vida”.

Susana, la autora de la escultura y también organizadora del Homenaje en Burgos a las B.I.en noviembre de 2011, habló de como esta el proyecto y su idea de la obra de arte, además de la futura colocación del mismo;

"Basada en el símbolo de las Brigadas Internacionales y las distintas procedencias de origen de los prisioneros recluidos en el Campo de Concentración de San Pedro de Cardeña(1936-1940), la figura de hierro tratado simulando raíces, calada, nace de las piedras en las que figuran los orígenes de los brigadistas. Aparenta una estrella de tres puntas(forma de la plancha), si se observa de modo frontal. Las losetas colocadas debajo con diferentes inscripciones de ciudades y distancias kilométricas a estas ciudades desde San Pedro de Cardeña, dan relevancia a la misma.
La estrella de tres puntas, en forma de raíces, es como un corazón invertido. Al taladrar la plancha los huecos resultantes alude a lo transparente, luminoso, diáfano de las B.I. Unas losetas rectangulares con 20 ciudades es referente de la diversidad de procedencias y culturas de los miembros de las B.I.
Pretende ser una metáfora visual de la transcendencia y permanencia actual de la memoria de los valores esenciales, hoy más que nunca, de quienes desde muy diversas procedencias, dieron su vida altruistamente por un mundo humano, igualitario, libre, justo y solidario en el que tuviesen cabida todas las personas.

El proyecto de la escultura fue presentado a la sección de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, solicitando su donación y colocación desde la Coordinadora por la Recuperación de la memoria histórica y la Plataforma para la Conmemoración del 75 Aniversario de Brigadas Internacionales en Burgos, el 14 de octubre de 2011, con tiempo suficiente para su colocación para el homenaje del 6 de noviembre del mismo año.
Después de un tiempo y ya celebrado el homenaje con la escultura colocada de forma temporal, de “quita y pon” como lo denominó un medio informativo, nos contestaron desde la institución solicitándonos otras ubicaciones posibles para no interferir en la vista principal de la fachada del monasterio, excusa para prolongar un permiso cada vez más improbable.
Actualmente presentado el segundo proyecto con tres nuevas propuestas de ubicación, continuamos a la espera.
La estrategia de las instituciones civiles y eclesiásticas es obstaculizar al máximo posible la aceptación de la colocación de cualquier símbolo que evidencie la manipulación y ocultación prolongada y deliberada de la historia de la represión franquista en este país, especialmente en una provincia como Burgos aún poblada de infinitas fosas comunes de victimas del franquismo cuando desde las autoridades continúan dificultando enormemente las labores búsqueda y exhumación de las personas sitas en dichas fosas.
Cuando cada vez el grito de Justicia y reparación se hace más fuerte en la población, la actual política del Estado Español consiste en continuar invisibilizando y ocultando estas reivindicaciones, hecho inconcebible en pleno siglo XXI.

Sabemos que los símbolos son importantes y que la memoria cuanto más profunda se pretende enterrar, con mucha más fuerza brotará; por eso a pesar de las trabas planteadas desde las instituciones, confiamos firmemente en que en poco tiempo, brotaran las raíces invertidas de esta escultura conmemorativa muy cerca de lo que fue el campo de concentración de San Pedro Cardeña y con ella brotará igualmente el recuerdo y la memoria de todos y cada uno de los brigadistas a los que representa, iluminando ese oscuro rincón de nuestra historia."

A la charla y inaguración de la expo acudieron unas 70 personas, abriendose un debate tras la finalización de la misma, con varias preguntas en torno a los intercambios de prisioneros, actitud del PSOE en el Gobierno anterior con la Ley de la Memoria Histórica,...

Gracias a la peñita del Klapperfeld, los y las compas de la AU, los exiliados burgaleses y a todos y todas que habéis conseguido que esta historia cruce los Pirineos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada