jueves, 4 de junio de 2009

Los prisioneros del frente del Norte



LOS PRISIONEROS DEL FRENTE DEL NORTE
Teniendo en cuenta que desde finales de 1936, las autoridades franquistas ya tenían clara la principal opción de campo de concentración para complementar las instalaciones de Burgos y anexos, se improvisa el de San Pedro Cardeña teniendo constancia desde Diciembre del 1936 (AGMA.ZN.L4 . C18) y otros edificios oficiales o religiosos abandonados.
Según estas instrucciones los capturados por la Sexta División se concentraran en Burgos, entendiendo San Pedro de Cardeña. Por su buena situación y por sus buenas características, ”antiguo monasterio con amplias y numerosas naves con buena ventilación”. Algunos presos que sufrieron la buena ventilación por la falta de cristales y ventanas,certifican esto con sus testimonios. Además de“dos amplios patios y locales para todas las dependencias”. Con respecto a las comunicaciones mediante.. “carretera de tercer orden a 16 km de Burgos”. Con capacidad para 1200 hombres aunque en la actualidad ..”existen alojados 2541.” Agua de bebida “canalizada,abundante y de buenas condiciones de potabilidad.” Los retretes se utilizan los del edificio,para las horas nocturnas son suficientes. Por el día se utilizan zanjas abiertas en el campo libre.(AGMAV,C2324,L46bis.C6/7)

Para la clasificación se establece una serie de letras para designar la “peligrosidad” de los reos, A “adictos”, B “desafectos”, C “Jefes, oficiales republicanos, dirigentes políticos o sindicales”, D “delincuentes comunes”. También la clase de campo se marcaba, I “de evacuación” cercanos a la línea del frente y temporales, II “terreno liberado” bajo mando de los cuerpos de ejército y alejados del frente, III “normalizados” en plena retaguardia, IV “campos específicos” a los que conducían a los presos A y B, V “inútiles” para mutilados o enfermos crónicos, VI “internacionales” para extranjeros como el de San Pedro de Cardeña y por último VII “reformatorios” para menores de edad. No siempre el ICCP estaba como gestor y mando principal de los campos de concentración, ya que también las distintas unidades militares actuaban sobre los mismos.

Los primeros en llegar y estrenar el monasterio tras años de prácticamente abandono, desde que lo dejaron vacio los capuchinos de Toulouse en 1921, fueron los apresados en el frente del Norte en 1937. En total se calcula fueron unos 106.822 (AGMA.CGG.A1,L46bis.C1) en la zona norte republicana. Desglosados de la siguiente manera:
Grupo A 58.972
Grupo A(dudosos) 15.753
Grupo B 13.925
Grupo C 9.483
Grupo D 2.282
Sin clasificar 6.407
Total 106.822

Según consta en una comunicación el 27 de Enero de 1937,demostrada su condición de desafectos con el Glorioso Movimiento,se ordena el traslado de los prisioneros de la plaza de Vitoria. Los cuales estaban bajo control del Gobierno Militar de Álava para ser trasladados a San Pedro. Desde la capital de la cruzada se cita a Vitoria para “comuníqueme urgente tren en que llegarán a fin de ordenar el traslado al Campo de Concentración”.(AGMA.A40.L4.C30). Un goteo constante 294 presos más en Abril,305 más en Mayo,359 más en Junio.
El 5 de Julio de 1937 se publica la orden en el Boletín Oficial del Estado, para la creación de una comisión que construya estos centros de internamiento, denominada Inspección de Campos de Concentración de Prisioneros, en adelante ICCP. Dando instrucciones al respecto por orden dada el 11 de Marzo de 1937 por el Cuartel General del Generalísimo, en adelante CGG, para la clasificación y control de los detenidos. Como jefe de la ICCP es nombrado el coronel Luis de Martín Pinillos. La ICCP estaba estructurada en 5 secciones. Que eran Personal,Intendencia e Intervención,Sanidad y Farmacia,Trabajos y Obras y la última Justicia. Al frente de cada sección estaba un jefe de ingenieros,otro de intendencia y otro de sanidad,un capitán de Estado Mayor de Infantería y otro de capitán de farmacia,un teniente auditor de segunda y un capellán. Según Sabin Gaminde,gudari vasco preso en San Pedro,en este "había una compañía de infantería,que hacía guardia a los prisioneros,al mando un capitán,un teniente,dos sargentos,ocho cabos y los soldados correspondientes." Haciéndose cargo de los campos de concentración,teniendo bajo su mando San Pedro.
A esas alturas de la guerra, finales del 37, solo contaban en este campo,principalmente, con republicanos. Estos detenidos ,principalmente Asturianos,Vascos y Cántabros, tras la caída en la campaña del Norte ,de Bilbao el 19 de Junio, Santander el 26 de agosto, Gijón el 21 de Octubre del 1937. Solo entre Gijón y Avilés 33000 prisioneros,la última resistencia republicana en el Norte. Lo que quedaba de los Batallones Rebelión, Salamendi, Bon y Saseta, fueron trasladados principalmente a San Pedro. En Agosto llegaron un total de 1028 presos provenientes de Miranda,Pamplona,Logroño,Vitoria,Estella,Santander y Bilbao,solo el día 20 llegaron 173 del frente de Santander.(AGMAV,C.1457,Cp.55/2) Entre septiembre y octubre llegaron 5699 presos.(AGMA.ZN.A40.L4.C60 y A40.L5.C16) Teniendo en cuenta que era un campo preparado para 1200 presos,nos podemos dar cuenta del terrible hacinamiento.
Durante el verano de 2008 se dio sepultura en su localidad natal de Hondarribia a Cándido Saseta .Con un homenaje oficial en el Ayuntamiento,ademas de la presencia de la Diputación y Gobierno Vasco a Saseta. Un emotivo y precioso “Agur” popular en el cementerio,donde muchos vecinos de Hondarribia depositaron decenas de claveles,mientras sonaban cantos populares cantados por ancianos y ancianas del pueblo. Sus restos aparecieron en una fosa común en Asturias, llamada popularmente como la de los vascos, su identificación fue mas sencilla ya que entre los decenas de Gudaris(milicianos vascos) solo uno tenía traje militar,ya que el capitán Cándido era militar de carrera. Pronto tendrá una calle en su localidad. Este defensor de la legalidad Republicana y del Estatuto Vasco fue nombrado el 8 de Agosto del 1936 por la Junta de Azpeitia del PNV,como organizador de las primeras milicias vascas.

En una relación de finales del 31 de Diciembre 1937,constaba la siguiente relación:
Adheridos a su residencia 2.608
Adheridos a la caja de reclutas 927
A-dudosos(destino Batallones de Trabajo) 782
B-destinados a CCP 651
C-a disposición judicial 172
Total clasificados 5.140

En Junio de 1937 el delegado del Comité de la Cruz Roja Internacional Jean D'Amman,visitó San Pedro. Ocasión que aprovecharon las autoridades franquistas para manipular la realidad. Ya que lejos de buscar un canje o solución negociada,usaron a estos delegados como verdaderos galanes de humanidad en sus campos de detención. Ya tenían una voz “independiente” para describir una realidad inexistente. Cuando dormían hacinados,compartiendo mantas,sobre el suelo....en un telegrama desde el cuartel general de Burgos diciendo:
“En representación de el Comité Internacional de la Cruz Roja Mr.Jean D'Amman ha visitado la residencia de los prisioneros de guerra instalados en el monasterio de San Pedro de Cardeña Mr.D'Amman vio la llegada de 900 prisioneros que están trabajando en la construcción de una carretera a los que luego vio bien alojados en salas amplias y ventiladas disponiendo cada uno de su colchón alomohadas y mantas después de la lista presencio el saludo de la bandera que realizan los presos en el gran patio del monasterio y a los acordes de una.......”
Geiser recuerda así su primera noche dentro del monasterio,donde no había ni colchones, sino solidaridad entre los compañeros:
“ .....a través de la habitación marrón,escuché los saludos de la ronca voz de John Panaszewicz, ”Instálese,Carl,estas en tu hogar aquí. Vamos,nos exprimiremos de alguna manera”.
Ya que yo,como algunos de los otros,no tenía mochila,ni manta,ni abrigo,ni ropa extra o equipo excepto mi cazo,entre cómodamente en el espacio de dos pies(60 cm) de ancho que John hizo posible....”
“ Estábamos tumbados sobre el suelo,una fila con las cabezas contra la pared que separaba las dos habitaciones,otra fila con las cabezas hacia el patio interno,con nuestros pies superpuestos. La habitación grande tenía un suelo de madera,pero nosotros estábamos viviendo sobre un suelo agrietado de piedra.”
“Aquí,no necesito tener un manta debajo de mí. La usaremos para taparnos los dos o morirás aquí de frío.”
“Las acciones y palabras de John hicieron la noche fría y el suelo de piedra más soportable.
En la nieve tu puedes hacer pequeñas huellas con tus nalgas o tus hombros y un montículo para tu cabeza cuando te tumbas. Tu no puedes hacer esto en un suelo de piedra o madera,por la mañana estábamos más que listos para levantarnos. Pudiéramos aliviar nuestros dolores y esfuerzos,pero no pudiéramos cambiar la realidad de que estábamos en un campo de concentración fascista........”
Un comunista Asturiano Vicente Rodríguez Alonso fue detenido el 20 de Octubre de 1937. Tras intentar huir de Gijón en el barco “Monseny” interceptados por el crucero fascista “Almirante Cervera”. Varios barcos apresados fueron conducidos a La Coruña,tras la primera noche en el puerto de Ribadeo. Paso varios meses en Muros y Cedeira. Fue conducido a San Pedro donde llego en Febrero 38.”Estábamos recluidos,del monasterio salimos a formar Batallones de Trabajo”, internados separados de los Brigadistas. Sus condiciones eran más duras,”La Cruz Roja Internacional les facilitaban cosas,alimentos,más que nada,alimentos,ropa. Eso era cosa de las Brigadas Internacionales,cosa que a nosotros no nos lo permitían.”Durante su estancia en San Pedro “..yo me estuve escribiendo con la familia,.....si llegaban o no llegaban”. Y recuerda su salida “..a los 3 o 4 meses ya nos enviaron a Fuenteovejuna a hacer un batallón”. Formó parte del B.T. Número 131,4 compañía de Fuenteovejuna hasta su liberación en Junio de 1940. Todavía a sus 88 años pide un papel que certifique su estancia el los B.T.

El primero de Marzo de 1938 según las autoridades franquistas ,según consta en el Archivo General Militar de Avila, había 1300 prisioneros,1977 prisioneros el primero de Abril y 1950 prisioneros el primero de Mayo.
Según los datos del Brigadista de la Lincoln Carl Geiser a 10 de Septiembre de 1938, había 653 prisioneros extranjeros. Originarios de 38 nacionalidades diferentes y añadiremos dos más de las ciudades independientes de Danzig y Saar. Si tenemos en cuenta que en ese momento existían en el mundo 65 países,estaban en San Pedro prisioneros de más de medio mundo.
Podemos contar que este campo de concentración tuvo en torno a los 3000 prisioneros españoles y internacionales,aunque pasaron alrededor de varios miles de presos durante los 4 años que duro,antes de cerrarlo como prisión y trasladarlos a otros campos de concentración o Batallones de Trabajo.
Recordando datos del libro de Isaac Rilova, Guerra civil y violencia política en Burgos 1936-1943,”el 26 de Octubre de 1937 ingresaron 20 presos del frente Asturiano-Cántabro y otros 20 del Vasco-Cántabro en la Prisión Provincial”, con las coletillas de “voluntario,peligroso, propagandista activo del marxismo, malísimo, antireligioso, conducta moral y política mala, izquierdista con mal informe de la guardia civil”. O los publicados en el Diario de Burgos “bestia comunista feroz y sanguinaria”, ”horda de asesinos rojos”, ”indeseables internacionales”, publicadas el 8 de Octubre de 1936, el 8 de Noviembre de 1936 y el 10 de Agosto de 1938, respectivamente. Los amigos de Hitler y Mussolini dando opiniones sobre el bien y el mal, en los expedientes de los detenidos por ser leales a la legalidad vigente,la República.
En el año de mayor trasiego de presos provenientes de la guerra, 1938,una vez casi finalizada la detención y muchas ejecuciones de los Burgaleses tanto de la ciudad como de la provincia. Para hacernos la idea que en San Pedro fue un constante ir y venir de presos. De los que salían Batallones de Trabajadores.
Más si cabe por la saturación de la prisión provincial que aún con toda la intención de mantener a presos en primer grado,en aislamiento les era prácticamente imposible por el hacinamiento. Como el resto de prisiones o campos de concentración en Santa Agueda , Valdenoceda, Lerma, o los que pasaban de más de 1000 presos a Febrero del 1938como Miranda(2368) , Aranda(1604), sin contar con los destinados en zonas donde como batallones de trabajo redimían su condena como en Alcocero donde se construía una construcción en 1938 homenajeando a Mola tras su accidente de avión,en el que emplearon 365 prisioneros.(Ministerio de Justicia. Dirección General Penitenciaria 1938-1942).

Cuando Carl fue detenido el 1 de Abril de 1938, en la carretera de Gandesa-Calaceite. En la noche del 8 de Abril ya se encontraban, pasando la noche, en un pajar en frente del Monasterio de San Pedro Cardeña. Tras mentir en su detención y negar tener ningún cargo,en ese momento era teniente y comisario político de la XV Brigada, para poder salvar su vida. Se produjo una acción valiente de los prisioneros españoles. Esta primera noche llena de incertidumbre y miedo por no saber donde estaban y que pasaría con ellos. Mientras descansaban en la parte de arriba de este edificio exterior del monasterio. Estaba cerca de la iglesia y hoy no se encuentra. Se puede observar en el documental de “Prisioneros de Guerra”,cuando se ve la primera imagen del monasterio en la parte derecha. Aquí rodeados de cereales cosechados,les vino una visita y no en forma de ratones,aunque igual de sigilosa:
”Entonces oímos un sonido que golpeaba suavemente. Cada uno en silencio,escuchábamos y determinamos que podía ser una tabla debajo del suelo. Quitamos bastante heno para ver la tabla. Alguien abajo intentaba levantar la. Un extremo subió y las manos amigas levantaron cuidadosamente para arriba el tablero y lo movieron a un lado. Encima asomo la cabeza de un Español con boina negra y una amplia sonrisa.¡Salud Internacionales!, susurró.
Su sonrisa daba la vuelta en las miradas de asombro de nuestras caras llevó incluso a muecas más enormes cuando lo saludamos suavemente a cambio. Yo no podía imaginar una hermosa bienvenida como la que el nos había dado.
Hablando en español,el dijo que si alguien estaba enfermo o herido. Si es así,él intentaría coger algo para ayudarle.
Le agradecimos su calurosa oferta y le informamos que no estábamos en necesidad extrema alguna, sino que quisiéramos saber donde estábamos.
En el campo de concentración de San Pedro de Cardeña,contesto.
Nuestro amigo con la boina negra nos ofreció ayuda mil veces de los prisioneros Vascos y Asturianos. Con un amplio guiño,el nos informó,Aquí ustedes están entre amigos así como entre enemigos.
Nosotros estábamos llenos de alegría,y tanto como fue posible sacudimos la mano del vasco para sellar nuestra amistad y aprecio por su acto valiente en darnos la bienvenida. Entonces lo impulsamos a no arriesgar más tiempo su seguridad por nosotros.”
Pasar la noche en el pajar,antes de entrar al monasterio ya de día,era lo normal. Los traslados de prisioneros se hacían,generalmente a Burgos,en tren. Ningún preso,a los que he tenido acceso mediante entrevistas o biografías,pasaron de día por la ciudad. En su camino al monasterio andando o en camiones,y siempre a última hora de la tarde. Lo que coinciden en sus testimonios es en la primera noche en el pajar. El preludio de la miseria y suciedad de San Pedro. Ignacio Costero, vecino de Siguenza,vinculado a los ambientes socialistas de la Casa del Pueblo. Ya con los milicianos se rindieron sin pegar un tiro,tras un encierro en la Catedral,con mujeres y niños. Para evitar una matanza y hicieron un pacto diciendo que “nos respetarían la vida”. Pero “luego hicieron lo que les dio la gana,porque mataron a gente..”. Con unos quinientos fueron trasladados en camiones a Soria,donde fueron encerrados en la plaza de toros. A principios de Enero de 1937,por segunda vez,logro evitó ser fusilado. Tras llegar paisanos suyos de Siguenza a reconocer presos ,unos 25 que fueron fusilados. Se libró con el herrero. Tras trabajos forzados en carreteras,refugios, etc,unos 17 meses en Soria fue trasladado a San Pedro. Donde recuerda “..un legionario macarra, con la dentadura podrida del tabaco,borracho,con una vara de fresno,nos maltrataba. Los soldados también eran malísimos,unos bestias. En el camino tuvimos que dormir en un casa en cuya cuadra había arriba un pajar,donde teníamos que subir por una escalera. Allí había decenas de ratas que se nos subían por encima. Fue una canallada ponernos donde las ratas,todavía se me ponen los pelos de punta.” Con más de noventa años. Paso dos meses en San Pedro antes de ser trasladado a otro campo de concentración en Bilbao. Paso varios años en Batallones de Trabajadores antes de obtener la libertad.(elafilador.net/2008/04/ignacio_costero_imagen_viva_espana_siglo_xx - 18k -)

Durante el tiempo que duro este campo de concentración también los presos nacionales se encargaron de la cocina, como de casi todo. Con los pocos ingredientes que tenían, preparaban un líquido aguado llamado sopa de ajo y alubias. Eran los menús principales, acompañados con algún chusco de pan duro. Según testimonio de Agustina Martín en Burgos en 1996 dice :
“Estaban en pasillos tirados,hechos un asco,entre gran miseria,porque pasaban mucha hambre”.

El delgado de la CRI D'Amman,escribió en su telegrama que vio a presos trabajando en la carretera de acceso,en Julio de 1937. Aunque no fue la última obra en esta carretera. En otro texto dice Bereciartua “los prisioneros hicieron la carretera que une la de Carcedo con la de Cardeñadijo sobre las lomas que circundan la Abadía, cuyo acceso era antes por la vega”, según José María Bereciartua en San Pedro de Cardeña,el monasterio del Cid. Así como el acceso al monasterio desde esta carretera, Parece que no estaba bien visto llevar los presos a la ciudad o a sitios más visibles,con el alto nivel de paro que había entre los Burgaleses.
Aún así las pocas veces que por traslados o trabajos se movían, teniendo la posibilidad de contacto con la población civil, a esta se le estaba prohibido hablar con los presos o acercarse. Que se acentuó aún más, según disposiciones del decreto del D.G.P. del 30 de Mayo de 1938.
Los prisioneros del frente del Norte realizaron otras obras menores en el monasterio, como la colocación suelo de madera de las plantas, canalización de aguas,caminos cercanos.
Si bien es cierto que se recibieron numerosas solicitudes para trabajos a favor de la Diputación, como en otros campos de concentración,casi siempre atendidas. Dependiendo de si se habían cubierto con parados de Burgos. Así el 25 de Agosto de 1938 el “Sr.Presidente de la Diputación,lamentando el mal estado de la carretera de Burgos a San Pedro de Cardeña;tengo el honor de informar a V.S. Que la citada carretera no ha sido preparada por la escasez de peones necesarios para el empleo de la piedra,y podría comenzarse seguidamente su reparación si a la Diputación facilitasen treinta prisioneros de guerra para el empleo de la piedra ya acopiada”. Dirigiéndose al Cuartel General del Generalísimo,y contestada favorablemente por el Coronel Jefe del Estado Mayor el 30 de Agosto. Dado sus “....pésimas condiciones y ello originando constantes desperfectos en los autos y camiones que hacen servicio a dicha prisión.” Mano de obra barata,esclavos de la Diputación. Algún día se dignarán a reconocer a estos y no a retirar los homenajes populares a los presos de esta prisión.
Sabin Garminde,recuerda,"solíamos salir de 8 a 12 y de 3 a 7 a las afueras,con dirección a Burgos,donde se hacía una carretera con dirección a Gamonal. Unos 800 acarreábamos piedras a mano. Cada vez traíamos 3 o 4 piezas de kilo. Hacíamos al día 8 o 10 viajes cada uno. Otros 150,las plegaban. Otros rompían las piedras con porrillos de mango largo,otros,con porras mayores. Otros con picos y palas abrían zanjas para asentar las piedras. Hacíamos al día de 10 a 12 metros de carretera."

Los batallones de trabajo que salieron de San Pedro, durante su etapa como prisión, fueron muchos. Junto con el campo de Miranda los que más presos adjuntaron de todos. Contando que cada batallón estaba compuesto por 600 hombres, nos hacemos la idea de la cantidad de presos que pasaron por esta durante el año 1937.
Los batallones de trabajadores que salieron se San Pedro fueron los siguientes:
Destino Batallón Prisioneros Localización
I C. Ejército N 2 600 Carabanchel Alto
I C. Ejército N 3 600 Sevilla La Nueva
I C. Ejército N 40 600 Boadilla del Monte
V C. Ejército N 10 600* Zaragoza
V C. Ejército N 11 600 Zaragoza
V C. Ejército N 12 600* Zaragoza
VII C. Ejército N 16 600 Colmenar del A.
V C. Ejército N 22 600* Villamayor
V C. Ejército N 24 600 Mirabueno
VII C. Ejército N 77 600 Trujillo
Generalísimo N 50 600 Botorrita
Minas Gallarta N 1 600 Bilbao
Minas Gallarta N 2 600 Bilbao
Minas Gallarta N 3 600 Bilbao
Minas Gallarta N 4 600 Bilbao
Minas Gallarta N 5 600 Bilbao
I C. Ejército N 41 600
*Son de origen mixto entre Miranda y San Pedro.

También la enfermería de este campo estaba manejada por prisioneras. En dos locales con 75 camas, estas monjas vascas pusieron según Geiser:
“Un derroche de humanidad y nota de atención que pusieron entre aquellas paredes”.
Otro gudari preso Pelayo Azcona,describe que actuaban como médicos,"aunque prisioneros como nosotros,los doctores Fernando Echagüe,Juan Ruiz de Aguirre y Luis Bergareche." Todos estos,con los sacerdotes Aita Patxi y Jose Antonio Zamalcoa,de Yurreta,dormían en la enfermería.
En la descripción que hace Villena Alvarez el 1 de Abril de 1938 en Diario de Burgos,unos días antes de la llegada de Geiser, no dice nada de que están presas. Este artículo “periodístico” no tiene desperdicio como casi todos los de la época.
“Llegamos a la enfermería en reparación.
Es una amplia sala,muy ventilada. Al fondo,un altar,decorado por los mismos presos,a los lados dos filas de camas pintadas,inmaculadamente blancas y acogedoras,que no tiene nada que envidiar a las de los mejores hospitales......
Labor sublime la de estos muchachos,oficiales de la nueva España,que con fraternal empeño trabajan en la regeneración de los que contra ellos lucharon,olvidando las rencillas humanas,los odios casi inolvidables...Labor sublime,la de las religiosas y religiosos que no cejan en su afán de conducir a la verdadera luz a los descarriados que parecían haberla perdido para siempre.”

En mi ciudad, todavía a día de hoy, hay un dicho muy popular que dice que aquí manda el clero y el claro. Ya el funcionario trasladado a Burgos Antonio Ruiz Vilaplana, en su “Doy Fe”, da fe de ello. Un libro imprescindible para conocer un poco la historia, desde el 27 de Noviembre de 1935 hasta el 30 de Junio de 1937,de esta ciudad. La visita obligada al obispo porque “aquí es conveniente”, tras tomar cargo como secretario del juzgado de instrucción.
Ni que decir que posicionamiento tuvo la iglesia, con alguna excepción como el clero vasco, que se posiciono con la gran cruzada o lo que es lo mismo con el fascismo internacional y las fuerzas sublevadas.
Cuando el obispo de Vitoria Múgica se entrevista con Pío XI, el 24 de Noviembre de 1936 , para informarle sobre el caso de los catorce sacerdotes vascos y navarros. Estos que habían sido fusilados por los franquistas y ignorados por la jerarquia eclesial de entonces y de ahora. Ni que decir que en la reciente beatificación la actual jerarquía de la iglesia católica no incluyo a estos curas, ya que estos fueron asesinados por los franquistas. Como decía el cardenal Gomá “habían sido víctimas de sus propios actos”, en carta al presidente del gobierno vasco Aguirre.
Pero como no, también nuestro obispo de Burgos Manuel Castro, puso su granito de arena en apoyo a la cruzada nacional. Esta cruzada, que pasaba por la ejecución de los curas rojos, fue alentada por Castro. Con su carta al cardenal Pacelli en Roma en Marzo de 1937, para intentar la excomulgación de los sacerdotes simpatizantes del PNV. Este a día de hoy tiene su imagen en un retrato, expuesta en la capilla de Santa Ana del S.XIV en la catedral de Burgos.
A Bob Doyle, un católico catequizado desde la infancia, la misa fascista le parecía un insulto. Como a cualquier persona que tuviera alguna fe o devoción. Con motivo de la visita del obispo a San Pedro, Bob no olvido su discurso ese día; “Los prisioneros españoles,sobre todo vascos y asturianos,estaban formados delante de él. Nosotros,los internacionales, formábamos a su izquierda. Subido en el estrado, pronunció las siguientes palabras: ¡Españoles! ¡Mirad a ésos! ¡Son la hez de la tierra!. Y claro que parecíamos la hez de la tierra. Estábamos sucios y vestidos con harapos. No podía caber mayor contraste con el obispo. Éste, vestido con su traje de ceremonias y un gran crucifijo de oro sobre su gordo vientre, nos acuso de ser enemigos de la cristiandad y de la fe católica. De esta manera trataba de romper los lazos que nos unían con los prisioneros españoles.”
Si tenemos en cuenta que San Pedro era un campo de reducación, era muy importante mantener separados los dos grupos. A los internacionales de los nacionales, para evitar su contagio ideológico. Ya que los nacionales si participaban en este programa de reducación y los internacionales no. A los nacionales les daban la opción de incorporarse al ejercito franquista, para redimir sus condenas.
El capellán castrense Arsenio Castell Batanero destinado al batallón de San Pedro de Cardeña, ver Diario de Burgos en destinos militares 16 de Octubre de 1937.
Según explica Geiser,al llegar a San Pedro a primeros de Abril de 1938:
“..........un alto, flaco sacerdote apareció alzado sobre el césped, un franciscano, llevando un traje largo marrón con una faja blanca. En 20 minutos de homilía el expuso porque el fascismo era preferible a la democracia y comunismo”. Tras haber formado a todos los prisioneros en la plaza junto a la iglesia, luego el cara al sol, con sus vivas finales.
Este franciscano estaba preso en San Pedro y se encargaba de dar charlas,junto a otro pasionista, a los republicanos presos. Para prepararlos a vivir en el nuevo régimen bajo Franco. En sesiones de 3 o 4 días a la semana. Durante la seis semanas que pasaban en San Pedro antes de salir ya incorporados a un Batallón de Trabajadores. Los internacionales lo conocían como “Señores”,porque así empezaba sus discursos. Su nombre era Fray Carlos Anasagasti,era capellán de gudaris cuando fue detenido. El otro cura,que los internacionales llamaban “Hermanos Mios”,era Victor Gondra Muruaga,Aita Patxi. También preso y al que los internacionales sitúan como preparador de Españoles “a la vida bajo Franco”. Más adelante explico un poco más de ambos.
Lo triste de todo, que a día de hoy, poco a cambiado como vemos en las recientes beatificaciones y olvidos de determinados sacerdotes ejecutados,siempre de los ejecutados en el bando sublevado. O el incumplimiento reiterado de la Ley de la Memoria Histórica de no retirar los símbolos fascistas de sus instalaciones. Mientras reciben ayudas públicas,algo que esta prohibido por esta ley.
Otro documento, esta vez una canción, que pude conseguir en Irlanda. Habla de los curas en este campo de concentración. Sí aunque parezca mentira en Irlanda, un CD con canciones que hablan de la historia de Burgos. Algo que desconocía que existiera, también postales con banderas Republicanas de la Connolly Column. Hubo una charla del último superviviente Irlandés Bob Doyle en Abril de 2006, fallecido recientemente en Enero del 2009. Bob también estuvo preso en San Pedro, durante 10 meses. Esta canción compuesta la letra por prisioneros cubanos en San Pedro. En Septiembre de 1938 había recluidos 41, de los que 11 eran civiles y 8 estaban en España antes del 1936. La música original es de Carlos Gardel, el cantante tanguero más importante de la primera mitad del siglo XX, de su tema “Tomo y obligo”. Entre otras cosas habla de los del sermón y de las duras condiciones de vida en San Pedro, diciendo:
AL TOCAR DIANA
Al tocar diana,por la mañana,lo dice la gente
todos a formar.
Entrar en fila,salir al patio,y a la bandera
después saludar.
La sopa de ajo,el primer plato.
Para el almuerzo nos suelen llamar
con desagrado muy bien marcado.
Soy prisionero,tiene que aguantar.
Hoy nos danban los dos chuscos,que es cosa que
no varía.
De qué modo envenenaban la comida en el penal.
Las lentejas y las judías te las dan todos los días,
debajo una lluvia de palos que no te dejo comer.
Todas las semanas nos dan sermones
“Hermanos míos”,nos suelen llamar
unos señores que con sotana debajo llevan traje
militar.
Si tienes piojos, no te preocupes,
en todas partes los vas a encontrar. Ten
paciencia, mi camarada.
Soy prisionero, tiene que aguantar.

José Manuel Zabala, hermano de un sacerdote capellán de gudaris Juan Esteban Zabala, manifestaba que tras la vuelta del exilio de su hermano le manifestó que:
”...............otros compañeros suyos no tuvieron ni de lejos tanta suerte. Me citaba muy especialmente a Don Félix Lahuerta, párroco de Trapagarán, fallecido en San Pedro de Cardeña”. También manifiesta recientemente José, que:
”Me comentaba mi hermano que el primer sacerdote fusilado fue un carmelita burgalés, pero también está fuera del martirologio ahora presentado”,este carmelita fue fusilado en el País Vasco. Según entrevista en artículo publicado en el Diario de Noticias Guipuzcoano en 2007.
Entre los curas presos en San Pedro,capellanes de los Batallones del Ejército del Gobierno Vasco,estuvieron Fray Carlos Anasagasti, franciscano. Este que llegaría a ser después obispo de Bení(Bolivia). Otro el Padre Víctor Gondra Muruaga, pasionista, conocido por Aita Patxi. Capellán del Batallón Rebelión de la Sal y superviviente del bombardeo de Gernika. Se cuentan también historias más o menos milagrosas de este día que no creo conveniente reproducir por su poca credibilidad. Lo que es seguro es que fue capturado, el día 13 de Junio de 1937, en los montes de Zamudio. Una vez roto el cinturón de hierro ,fortificación defensiva de Bilbao,por las tropas del General franquista Sagardia. Trás pasar por las cárceles de Gernika y Vitoria, llega a San Pedro.
Un prisionero, asturiano o vasco, que tras intentar una fuga es detenido por la guardia civil. Condenado a muerte por la Junta de Guerra de Burgos. Aita Patxi intentó asistirle en la capilla, pero este comunista asturiano se negó. Como ateo, rechazó los sacramentos por Aita Patxi. Presentándose, Aita Patxi, al capitán del campo Emeterio García Juárez. Con intención de su cambio por este reo; ”este no tiene preparada el alma ante Dios. Así que yo me ofrezco para que me fusilen por él, porque también tiene hijos”, dos. El capitán le respondió que consultaría con sus superiores. Se retiró a su celda. Horas después se presentaron cuatro soldados con casco y bayoneta calada a por él; ”Mayoría ha aceptado el cambio”. Sus compañeros de celda, que ignoraban por completo lo ocurrido, oyeron su despedida serena “¡Zeruratel!” hasta el cielo. El capitán formo el piquete en la explanada de Cardeña, grito “¡Apunten!”, chilló con rapidez ”descansen armas”. La revista Redención, órgano del Cuerpo de Prisiones, publico el hecho censurando algunas cosas. Al amanecer sonaron los disparos del fusilamiento del prisionero. Tras otra fuga frustrada, con la intención de buscar la libertad. Pensando en volver a estar con sus dos hijos y mujer, hasta que se cruzo con la guardia civil. Aita Patxi sobrevivió a la cárcel y a los trabajos forzados. Murió a la edad de 64 años en Bilbao el 6 de Agosto de 1974. Parte de esta historia se puede consultar en varios libros editados. Como el publicado en Bilbao en 1978, por José Ignacio Lopategui, Aita, Patxi.

No todos los curas vascos sobrevivieron el paso por prisión. Lou Ornitz un brigadista Americano ,probablemente de los más tiempo estuvo en San Pedro. Ya que este fue capturado en la ofensiva de Brunete en Julio de 1937. Tras el paso por varios campos llegó en Septiembre de 1937 a Trujillo. Describiendo posteriormente a Geiser, compañero en San Pedro, lo siguiente, ”Durante su primer mes, de los dos meses en Trujillo, el más íntimo amigo de Lou, Albert, un joven Alemán anti-nazi, desarrollo unos grandes dolores de cabeza y empezó a tener fiebre y frío. Sus ojos empezaron a aumentar. Como no estaban en camas y todo el mundo dormía en el suelo de piedra, Lou con un amigo mentirían a Albert, intentando animarle, pero su enfermedad crecía sin parar a peor. Cuando ellos finalmente fueron a por el médico para que le viera, simplemente dio un golpe a Albert con su pie. Lou protesto que moriría sin tratamiento, y el doctor respondió que estaría mejor muerto. Pronto los guardias tuvieron que llevarlo fuera.
Un cura vasco rehusó de los servicios religiosos practicados por el régimen de Franco y protestó por el brutal tratamiento a los prisioneros. Cuando el murió de una paliza, varios curas Vascos, y algunos prisioneros, organizaron en secreto a las 4 de la mañana una misa por él. Lou y Robert asistieron , representando a los Brigadistas Internacionales, y en su atascado castellano, Lou rindió homenaje al bravo cura Vasco.” Llego a San Pedro el 5 de Abril con varios Internacionales.
Como una costumbre popular, cuando los presos entraban bajo la entrada principal del monasterio. Donde se encuentra, sobre la puerta, la escultura del Cid. En filas, saludaban discretamente con el puño contra la cabeza. El saludo del frente popular con el que respondían al saludo del cid, al cual le falta la lanza o espada con el que luchaba contra los árabes. Bob Doyle, un brigadista irlandés católico, describe en su libro Memorias de un rebelde sin pausa estas ironías de la historia. Con respecto a esta estatua, “fue Franco el que invitó a los moros a volver a España para violar y saquear en nombre de la fe católica”.
Esta estatua se encuentra , en parte, tan degradada por que los franceses en 1808 hacían prácticas de tiro con sus arcabuces sobre la leyenda castellana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada