miércoles, 10 de agosto de 2011

A Vallejo Nájera le quitan la calle en Madrid

En la madrugada del pasado 18 de julio, varios miembros del Foro por la Memoria de Madrid, hicieron un acto reivindicativo en las calles de su ciudad. Dentro de la campaña "Limpia tus calles de Fascismo". Aun arriesgando se a una sanción administrativa, pusieron varias pegatinas tapando algunas pacas de las calles franquistas de Madrid.

Parece ser que el alcalde no conoce la Ley de la Memoria Histórica, que desde 2007 obliga a los alcaldes a retirar "escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura". Cuatro años después de la aprobación de la ley y 35 años después de la muerte de Franco, sigue habiendo al menos 160 calles con nombre franquistas solo en la capital. Y lo peor es que son "las mismas" 160 que había antes de la ley.



Una de las calles franquistas corresponde al "Doctor Vallejo Nájera", en Arganzuela, que cuatro tornillos desenroscados después pasó a llamarse calle Contra la Impunidad.

Este fascista y enfermo consumado era jefe de los Servicios Psiquiátricos Militares de la dictadura franquista. Como tal fue el encargado de realizar un estudio que demostrase la inferioridad mental de las personas de ideología marxista en 1938. Para analizar a las mujeres, fue a la Cárcel de Málaga y para los hombres acudió al Campo de Concentración de San Pedro de Cardeña a entrevistar, hacer exploraciones físicas y distintos texts a parte de los Brigadistas Internacionales que se encontraban en San Pedro. Fueron 297 en total, ingleses, americanos, portugueses,...... parte de sus víctimas.

Aquí os dejo alguna de sus conclusiones:

"La idea de las íntimas relaciones entre marxismo e inferioridad mental ya la habíamos expuesto anteriormente en otros trabajos. La comprobación de nuestras hipótesis tiene enorme trascendencia político social, pues si militan en el marxismo de preferencia psicópatas antisociales, como es nuestra idea, la segregación de estos sujetos desde la infancia, podría liberar a la sociedad de plaga tan terrible".

“A la mujer se le atrofia la inteligencia como las alas a las mariposas de la isla de Kerguelen, ya que su misión en el mundo no es la de luchar en la vida, sino acunar la descendencia de quien tiene que luchar por ella".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada