domingo, 12 de julio de 2009

Hy Wallach(Prisonero Americano-American Prisoner in San Pedro)

Foto de Hy a finales de los años 40,segundo por la izquierda,cedida por Nancy Wallach.


Hy Wallach
A la edad de 23 años,trabajando como dependiente en una empresa de transportes en la industria de prendas de vestir y perteneciendo a la Liga Joven Comunista,me ofrecí voluntario para ir a luchar contra el fascismo en España.
La defensa de la República Española 1936-1939 fue el comienzo de la II Guerra Mundial. Esta fue el primer frente de batalla contra el fascismo.
Como anotación seguida,la participación de las Brigadas Internacionales fue un ejemplo de solidaridad internacional con el pueblo Español. Pero el pueblo Español demostró idéntica solidaridad con nosotros y tuve un ejemplo personal.
Después de la batalla de Gandesa,estuve 8 días detrás de las líneas fascistas. Mayormente, estuve en las colinas pero había que subir la comida. Una vez,no teniendo nada de comer durante tres días,baje de las colinas y aproximándome a una casa de un campesino Español preguntando por comida. El viejo hombre respondió;”Si,hombre,si” y me invitó a entrar en la casa. Entonces participé de la mejor comida que nunca tuve,aunque pueda ser que no parezca por mi descripción.
Primero,un huevo crudo,mientras sopa caliente,pan,embutido y vino. El viejo hombre llenó mi cantimplora con vino y me marché rápidamente pues no quise comprometer la seguridad de mi generoso huésped. De cualquier manera,otros miembros de las Brigadas Internacionales no podían hacer tanto para los que estaban heridos. En estos casos,el pueblo Español los cogía y cuidándolos con riesgo y coste de sus vidas. Los fascistas tomaron represalias contra la gente de este área y muchos de ellos fueron asesinados. En mi reciente visita a España,volví a esta zona y hablé con una mujer la cual era una niña en ese tiempo. Recordaba con orgullo como a los hombres que ayudaron a las Brigadas Internacionales y también recordaba las salvajes represalias de los fascistas.
Estábamos cercados(2 de Abril de 1938). Estábamos situados en una colina. Esto parecía desesperado,excepto si el Estado Mayor fuera por nosotros. Tenían que hacer algo por nosotros antes de haberse dado cuenta que estábamos eliminados. Este era el comentario general.
Estaba particularmente consciente con Dave Doran el cual parecía tan calmado y imperturbable,en completo control de la situación. El nos dijo ahora en nuestra disciplina dependía una exitosa fuga en la noche.
Los fascistas lanzaron un violento,bastante aterrador,carga de caballería agitando los sables. Sostuvimos nuestro fuego hasta que estaban cerca y les disparábamos abajo.
No cargaron más con la caballería pero los fascistas empezaron a rodearnos con los tanques.
Tan pronto como se hizo de noche,nos movimos fuera.
Pronto descubrimos que teníamos que dividirnos en pequeños grupos. Partimos un Americano,Charles Keith,un Canadiense,un Francés,un Español y yo mismo.
Teníamos conocimientos de nuestro camino dirección al Ebro y hacia el Este,evitando las patrullas de búsqueda.
El Español era entendido campesino y bajo su dirección,escogimos algunas plantas comestibles. También encontramos una cabaña abandonada en donde encontramos un lugar para un fuego y nos cocinamos una comida.
Llenamos nuestras cantimploras con agua de ocasionales arroyos y de vez en cuando encontrábamos algunos campesinos los cuales nos daban pan.
Bill,el Canadiense,y yo fuimos dentro de las colinas y tuvimos éxito evadiendo los guardias fascistas. Justo cuando estábamos felicitándonos a nosotros mismos,vimos una fuerza de caballería fascista directamente en dirección a la colina.
Nosotros saltamos hacía abajo al hacer la señal. Fuimos en diferentes direcciones y nunca volví a ver a Bill. Pero el lo hizo. Bill fue el último en llegar al lado Republicano.
Mantuve el viaje hacía las colinas durante unos días hasta que tuve que volver para comer. Bajar no fue fácil. Finalmente tuve que hacer un salvaje salto precipitado. Lo hice pero mi rifle se calló y rompió. Entonces roto este completamente y continué abajo desde las colinas.
Tuve una aversión dirección a las colinas en este tiempo. Decidí para evitarlos,cuando menos cuando era de noche. Use la carretera y todo el tiempo veía la luz de un coche,saltaría en la maleza. Tan pronto descubrí que podría caminar al lado de la carretera sin ser visible desde esta.
Caminé a lo largo,haciendo buen tiempo hasta que me encontré caminando dentro de un campo fascista Italiano. Intenté salir de la vista alrededor de una colina pero dos oficiales estando cerca de un coche me reconocieron y me llamaron. Pretendí estar sordo,señalando mis oídos y intentando continuar. No obstante,uno de los oficiales sacó su pistola y me hizo señales para acercarme. Lo hice y escuche a uno de los oficiales diciendo que era un campesino Español y dejándome ir. Tenía crecida la barba de 6 semanas y me envolví en una manta como un poncho.
Justo entonces,el sol salió y hacía calor. Uno de los oficiales simpática mente abrió mi manta,y estaba mi uniforme. Ellos me registraron,encontrándome un libro de pagos y pensé que yo pareciera como un oficial. Decidí que no era tiempo de clamar falsos honores y les señalé que esto era de la escuela de oficiales. Yo había estado en la escuela de oficiales en Tarrazona pero por el avance fascista,la escuela se disolvió en una semana y fuimos enviados al frente.
Los oficiales se reían al descubrir que yo no era tan sordo. Fueron bastante agradables y me aseguraron que pronto estaría en el hogar. Esto era el 10 de Abril de 1938.
Me llevaron en coche al frente,y por primera vez,vi contra lo que nos estábamos enfrentando. Había un enorme cantidad de equipamiento militar(de USA,Francia,Inglaterra, Alemania y Italia) mucho superior al que había visto en el lado Republicano.
Los soldados Italianos estaban bastante amistosos y parecían estar orgullosos de los Italianos en las Brigadas Internacionales. Indicaron,”Garibaldi y Matteoti bien,¿eh?”. Había un joven Español soldado capturado de los Listers el cual tenía muchos textos con él,incluyendo discursos de La Pasionaria y José Díaz,secretario general del Partido Comunista Español. Los soldados Italianos cogieron los textos del joven y los rompieron de modo que no los encontraran con él.
Fui llevado al puesto de la Comandancia donde fui entrevistado por un coronel. Lo primero,había un “interprete”el cual aseguraba saber inglés pero todo lo que podía hacer era “I tella you”. Este interprete dijo al coronel que yo no era un Americano y que no sabía inglés. El coronel no creyó eso y mando buscar otro interprete.
“¿De que muchedumbre eres tu? Soy inteligente,¿y veo?”
“Soy de Chicago”, él agregó.”Esto es justo como en los Estados cuando los polis te cogen. Le han cogido”.
Parece que su carácter era de un cuarto delincuente y fue deportado a Italia.
El coronel preguntó en que batallas estuve. Teniendo noticias de las señales de la carretera que estábamos cerca de Tortosa,a una considerable distancia de Gandesa,contesté “Tortosa”. El coronel me dio un mapa y me pregunto identificar nuestras posiciones. Le dije que no podía hacer eso. Estaban todos a un manojo de colinas de mi.
Fui entonces llevado atrás y los dos angloparlantes soldados empezaron a molestarme. Tenía un atractivo reloj que compré en Bezier antes de entrar en España. El hombre de Chicago me dijo que le daría el reloj porque no lo necesitaría.”Two o'clock””el decía. Y el otro dijo,”He tella you two o'clock dead”.
Sin embargo,el soldado que me guardaba marchó lejos. Los otros continuaron ser bastante amistosos.
Un distinguido capitán Italiano mirándome,él cual hablaba demostrando un inglés con acento de Oxford.
El capitán notó la amistad de los soldados y me preguntó como me sorprendieron. ¿No pensarás que los Italianos son bestias?.
“No”,contesté. Nunca pensé que los Italianos eran bestias.
El capitán entonces me preguntó con que Brigada estaba.
Le dije ”Brigada Americana”.
El capitán dando vueltas alrededor de alguien escribiendo cosas y dijo,”la quince Brigada”.
“¿Con que Batallón estabas?” fue su siguiente pregunta.
“Batallón Americano”.
El capitán se volvió al escritor,”Lincoln-Washington Batallón”.
“¿Cual es el nombre de tu comandante?”
“Nosotros le llamamos Rojo”.
“Milton Wolff”,el dijo,volviéndose a mi,”Nosotros le llamamos El Lobo”.
Después pasando una noche en el frente,fui llevado en camión a Alcañiz y después pase la noche allí,fui conducido a Zaragoza. En Zaragoza,encontré otros 3 de USA,Charles Keith, Bob Steck y Claude Pringle. Había también 4 Ingleses.
Las autoridades me preguntaron hacer un declaración de porque yo fui a España. Fui avisado de decir que llegue a trabajar. Esto me pareció ser una traición. Declaré que llegue a España a ayudar la República Española en su lucha contra el fascismo.
La siguiente mañana,fuimos esposados y puestos en camiones. Pensamos que era el fin. Pero en la estación de tren,nuestras esposas fueron retiradas y nos montaron en tren a Burgos.
En Burgos,fuimos montados en un camión y llegamos a San Pedro de Cardeña el 14 de Abril de 1938.
En la prisión con nosotros,había gente involucrada en movimientos progresistas y revolucionarios de todo el mundo y tendríamos alguna información de primera mano de eventos históricos y contemporáneos.
Estaba Frank Ryan y su versión de la Rebelión del Este en Irlanda. Recuerdo especialmente sus observaciones sobre Connolly y Lenin. Aunque los dos nunca se hubieran encontrado,tenían el mismo enfoque.
También,un hombre el cual se llamaba a si mismo Karlson,supuestamente un marinero Sueco. Actualmente,el es Alemán. Había sido un líder del Partido Comunista Alemán, el jefe militar de la Banda de Luchadores del Frente Rojo. Había escapado de la Unión Soviética y fue capitán en el Ejercito rojo cuando el se fue para España.
Era el número 1 en la lista de Hitler tras los dos que estaban sobre él,Ernst Thaelman,el Secretario General del Partido Comunista y Edgar Andre,Comisario Político del La Banda de Luchadores del Frente Rojo,que estaban en manos de los fascistas.
Karlsen relató trascendentales eventos en Alemania en el periodo antes de la llegada al poder de Hitler,hasta cierto punto,después los fascistas llegaron al poder,y particularmente,sobre Edgar Andre.
Aunque la Gestapo estuvo en San Pedro,”Karlsen”nunca fue descubierto. El dejó San Pedro y la España fascista como un Sueco.
También tuvimos un distinguido artista Británico,Clive Branson,quién tenía una pintura aceptada en la Real Academia de Inglaterra,mientras estaba con nosotros.
En San Pedro,hicimos frente a una miserables condiciones,palizas y propaganda fascista.
Pensamos que era necesario tener funcionando el Partido Comunista para contrarrestar estas condiciones de una manera organizada. Para guardar vivo el espíritu y propósito por el cual vinimos,continuando nuestra lucha contra el fascismo.
Inicialmente,no se nos permitía reunirnos. Pero encontramos una forma bajo un club de ajedrez.
Un inmediato problema que llegó fue la cuestión de los jefes. La idea popular parecía ser que debemos despreciar estos trabajos y dejarlos a los elementos más débiles. Rechazamos esta postura. Pensamos que era importante tener fuerza,con responsabilidad de gente en estos puestos los cuales podrían actuar como amortiguadores entre los prisioneros y las autoridades fascistas.
Creamos un periódico “The Jaily News” editado por Sidney Rosenblatt y yo.
Ayudamos a organizar la Universidad de San Pedro.
La influencia del Partido fue lo mejor manifestado cuando fuimos requeridos a responder cuestionarios entregados a nosotros por los fascistas.
Arrolladora mente,los prisioneros respondieron inmediatamente que llegaron a España a luchar contra el fascismo.
El trato fue horrible. No solo hicimos frente a este sino que desarrollamos un programa positivo. Estuvimos haciendo muchas cosas en San Pedro. Había varias clases incorporadas dentro de la “Universidad de San Pedro”. Pero el ajedrez fue nuestra principal actividad.
Fui el principal organizador de la actividad del ajedrez en San Pedro. Escribía una columna de ajedrez en nuestro periódico,”The Jaily News”. Dí alguna exhibición simultánea,una vez jugando contra 30 prisioneros.
Había tenido algunos éxitos en ajedrez fuera de España y había ganado algunos trofeos pero del que más orgulloso estoy es haber ganado el campeonato de ajedrez de San Pedro de Cardeña.
El 22 de Abril de 1938 la mayor parte de los Americanos marcharon de San Sebastian en su camino a la libertad. Diez de nosotros nos dejaron,los diez últimos del alfabeto. Una tremenda decepción.
Hasta ese momento,sabíamos que las negociaciones estaban en proceso para el cambio. Ahora,la guerra estaba finalizada y el cambio estaba completado.¿Que pasaría con nosotros?
En nuestra vuelta a San Pedro,Bob Steck decía que deberíamos prepararnos para un largo periodo y deberíamos pensar en acondicionar nuestros cuartos para el Invierno. Acto seguido,hice una apuesta con Bob que estaríamos fuera de San Pedro para el 15 de Agosto.
Explique que la gente estaría trabajando duro para nuestro regreso y que el retorno de nuestros compañeros de prisión acelerarían el proceso. No estaba seguro pero era optimista. Hice esta apuesta,con los otros,porque sentía ayudar la moral.
No obstante,había estado asombrada mente certero en mi predicción. Escogería un mes en el cual una nacionalidad particular saldría de San Pedro para ser repatriado y apostaría una cena y lo demostré. Gane todas las apuestas y esta incluía la previsión de salida de los Americanos de San Pedro.
Pero durante este tiempo que estuve encerrado. El 14 de Agosto,no había indicación alguna y Bob estaba completamente alegre explicando esto el siguiente día. Estaría empujando una moneda con mis narices a través del sucio suelo si perdía la apuesta.
El día siguiente,nombraron nuestros nombres y estábamos en nuestro camino a San Sebastian para 10 días de cuarentena y el 25 de Agosto de 1939,cruzamos la frontera.
En cuanto a nuestra estancia en San Pedro,no sucedió nada.
Fuimos recibidos todos calurosamente por los dejados en San Pedro y,de alguna manera,habían comprendido que volvíamos porque contaban con nosotros.
Radevoy Nicolich,el Yugoslavo el cual más tarde llegaría a general con los Partisanos de Tito,había preparado una plaza para mí en su sitio.
Si,jugué alguna partida de ajedrez,especialmente con Nicolich,pero créeme,no tuve bola.
La comida era mal que mala,el lugar era pues asqueroso pero las condiciones habían mejorado. No nos golpearon más. Recibíamos muchas cartas. Recibí dos hermosas cartas de las cuales tenían mucha información aunque,de necesidad,en cierta lengua Aesopian.(Asopo escritor de fábulas Griego).
No había mas clases o otras actividades que abordábamos antes de nuestra salida de San Pedro. Echábamos de menos a todos y ahora San Pedro era un solitario,aburrido lugar. Los cuatro meses adicionales que pasamos como prisioneros de Franco eran,quizá,el tiempo más duro.
En nuestro segundo viaje a San Sebastian,fuimos colocados en Ondarreta,la prisión que Joe Young describió tan bien.
Nos visitó el Tercer Secretario de la Embajada y por Robert Murphy,un diplomático de carrera el cual empezó bastante destacado y fue más tarde un adjunto de Eisenhower. Estos caballeros,especialmente Murphy,trabajaron muy duro para nuestra liberación. Por supuesto,esto fue trabajo y presión de nuestros amigos en primer lugar que llevaron por todas partes la petición de nuestro Gobierno a interceder. Pero en seguida que la petición estaba hecha,por estos hombres que hicieron diligentemente. Fuimos también visitados por un muy guapo joven el cual nos daba cigarros como regalo de la mujer del Embajador. Este joven,secretario de la mujer del Embajador, nos miraba con temor y parecía mirarnos como héroes de un libro histórico.
Una tarde antes de que fuéramos a Irún y cruzáramos el puente a Francia,fuimos visitados por el Tercer Secretario y por Mr.Murphy. Nos dijeron que estábamos en vísperas de la II Guerra Mundial y que por eso era esencial sacarnos fuera de allí. Sería lo más pronto posible. También nos dijeron que entendían nuestras sensaciones de alegría por el encierro y las quisiéramos expresar. Pero nos aconsejaron no demostrarlas sino caminar silenciosamente cruzando el puente. Por la situación tan tensa en el mundo hoy y Francia no era la misma que cuando nosotros cruzamos en nuestro camino a España. Pero nos tranquilizaron que todo estaría correcto. Tendríamos que caminar cruzando el puente nosotros mismos pero ellos nos seguirían justo detrás en un coche.
Caminamos cruzando el puente internacional sin incidentes y estábamos en Hendaia, el pueblo desde el cual salí de España vía los Pirineos.
El Secretario dijo “Adios” y nos deseó suerte mientras Mr.Murphy permaneció con nosotros.
Los dos Franceses que cruzaron con nosotros fueron maniatados y ostensiblemente eran sostenidos para ver si habían evadido su servicio militar. En realidad,fueron amenazados,insultados y agobiados hasta que fueron localizados por Franceses antifascistas,del Comité de Ayuda a la República Española,y rescatados.
Esta no era la Francia del Frente Popular. Parecíamos estar en un régimen semifascista. Cuando la guerra fue declarada,los Alemanes fueron inmediatamente recluidos como enemigos extranjeros,Antifascistas Alemanes refugiados de Hitler y incluyendo los Alemanes los cuales lucharon contra el fascismo en las Brigadas Internacionales.
Nosotros fuimos tratados muy diferentemente. Llevados a un restaurante donde una abundante comida fue preparada para nosotros. Nos dieron algo de dinero y Mr.Murphy nos dijo que nos encontraríamos con él a las 6 p.m. en la estación de tren.
Compramos algunas postales y pasteles Franceses,mientras enviábamos la mayoría del dinero a nuestros camaradas en San Pedro. Mr.Murphy no solo acordó conseguir dinero para los prisioneros sino agregó a la suma emparejada que le dimos.
Dejamos Hendaia esa tarde con destino a París. Tuvimos un desayuno en París con Mr.Murphy el cual entonces nos dejó. Robert Murphy comentó que todo saldría bien pues la guerra estaba a punto de explotar. De cualquier manera,el dijo,todos seríamos probablemente generales.
“¿Porque piensas que ellos confiarán en nosotros?”,fue una pregunta que le hicimos.
“Sería absurdo no utilizar vuestra experiencia”,fue la contestación de Murphy.
Fuimos a Le Havre a esperar un barco a los Estados Unidos. Pero no fue tan fácil. Había miles de turistas en Francia los cuales buscaban ir fuera. Los dueños de los barcos tomaron ventaja de la situación embarcando a los de Primera Clase en sitios de Tercera Clase. Los cuales tenían billetes de Tercera Clase tuvieron que esperar,y esto podría ser un largo tiempo.
Nuestro billete había sido pagado por los Amigos de la Brigada Lincoln y el Cónsul en Le Havre había dado instrucciones de cogernos los primeros billetes disponibles de Primera Clase. Pero el Cónsul cooperó completamente con los dueños de los barcos.
Sobre un día o dos después de nuestra llegada a Le Havre,nos dijeron que había cuatro plazas disponibles en un barco a retornar a los Estados Unidos y O'Toole,Stone,Tenner y Ziegler marcharon. Pero eso era todo.
Intentamos presionar al Cónsul,anotando que la mayoría de la gente retornaba habiendo estado fuera unos meses pero nosotros habíamos estado fuera años y tendríamos alguna prioridad.
El Cónsul,Mr.Biddle,no tuvo dolor alguno en ocultar su hostilidad hacia nosotros diciendo que hacía lo mejor que podía.
El 1 de Septiembre,cuando estábamos cenando,Joe Young y Bob Steck no estaban. No fuimos informados también sobre eso. Stevenson había justo llegado del cine y nos dijo que nos había visto en un documental cruzando el puente internacional. Después de cenar,fuimos al teatro. Efectivamente,un noticiario de Paramount nos mostraba introduciéndonos en Francia con las explicaciones,en Francés,que nosotros éramos Americanos los cuales habíamos sido encarcelados por Franco.
Cuando retornamos al Hotel,Joe Young y Bob Steck estaban todavía perdidos. Ahora estábamos preocupados. Moish Tobman y yo registramos el pueblo,especialmente la línea de costa donde había algunos night clubs. Aunque hubiera un apagón efectivo adentro en Le Havre,detrás de las luces las cosas eran fuertes. Pero no pudimos encontrar ningún rastro de Young o Steck.
La siguiente mañana,durante el desayuno,el Cónsul nos compensó con una visita y nos informó que Bob y Joe habían embarcado ayer en el Ile de France.
El 1 de Septiembre,la guerra empezó. Alemania invadió Polonia. Los pasajeros en el Ile de France asustados dejaron el barco justo cuando este estaba a punto de zarpar. Joe y Bob habían llegado dentro de la oficina del Cónsul a tiempo y fueron avisados que podrían ir pero tuvieron que irse inmediatamente y no tuvieron tiempo de volver al Hotel.
Sobre una semana después,nos dijeron que cuatro de nosotros los cuales partiríamos, Steinberg,Stevenson,Tobman y yo,podríamos ir si estábamos dispuestos a trabajar a cambio de nuestro pasaje.
Dije que esto estaba contra las normas de la Unión Marítima Nacional. Estaríamos alegres de trabajar si nos contrataban como marineros y nos pagaran.
Mr.Biddle estaba muy disgustado.
“¡No me hables de la unión a mi!”soltando una carcajada.
Le dije que lo sentía,el creía en este camino pero nosotros estábamos trabajando por la gente y respetábamos las decisiones de los sindicatos.
Sobre mediados de Septiembre,Mr.Biddle nos dijo que barcos cargueros estaban empezando a admitir como emergencia pasajeros y los cuatro podríamos ser parte de la tripulación de un carguero. Antes de que pudiera decir algo,el Cónsul se volvió sobre mi y dijo:
“Seréis pagados”.
Y así que firmamos.
Entendí que fuimos el último barco que salió de Le Havre. Cerraron el puerto y Burdeos llegó a ser el único puerto en Francia.
El 30 de Septiembre,dos semanas después de la salida,llegamos a New York. Por supuesto,nuestro precio del billete fue devuelto a los Amigos. Conseguimos nuestros papeles de marineros y fuimos pagados.
No derrotamos a los fascistas en España y no salió bien el parar la II Guerra Mundial. Pero el programa fascista fue trastornado. Fue fijado después de 2 años y 8 meses,2 años y 8 meses en los cuales millones de personas de todo el mundo fueron movilizados en la batalla contra el fascismo. La lucha en España fue,por tanto,una significativa contribución a la victoria sobre los fascistas en la II Guerra Mundial.
Después de la guerra,Pearl y yo continuamos siendo activos en el movimiento contra la intervención imperialista Americana en el mundo o poniéndonos y protestando a la obscena guerra que el imperialismo Americano estaba gimiendo contra el pueblo de Vietnam,Laos y Cambodia.
Pearl y yo eramos compañeros en la lucha por un mejor,mas justo y pacífico mundo,un mundo sin racismo y antisemitismo. Cualquier pequeña contribución hecha en esta dirección,no podría haber sido sin el apoyo y completa participación de mi querida mujer.
He servido durante muchos años en el Comité Nacional de los Veteranos de la Brigada Abraham Lincoln y como secretario ejecutivo del 1975 al 1979.
En la II Guerra Mundial,serví en el ejercito de los Estados Unidos en el Norte de Africa y Italia. Recibí tres estrellas de batallas y una Mención Presidencial.

Hy Wallach

Fuentes: Textos escritos por Hy Wallach,facilitados por Nancy Wallach.


Hyman David Wallach

At the age of 23, working as a shipping clerk in the garment industry and belonging to the Young Communist League, I volunteered to fight against fascism in Spain for the peoples of the world as well as for the United States. Stopping the advance against fascism was the most important task of the times. I fought in the battles of Brunette, of Quinto and Belchite, of Fuentes del Ebro and Teruel. I was selected to attend an Officer’s Training School but at the end of the first week, the entire school had to be sent to the front lines near Gandesa to stop the world’s first blitzkrieg, threatening to cut the Republic in two.
In the battle of Gandesa – after 8 days behind the lines – I was captured by Italian fascist troops. I was imprisoned more than 17 months in San Pedro de Cardenas, a fascist concentration camp. The treatment was horrible. We not only stood up to it, but also developed a positive program. Many things were going on in San Pedro. We created a newspaper, “The Jaily News” edited by Sidney Rosenblatt and myself. I also helped to organize the “San Pedro University”, where we would get first hand information on historical and contemporary events from our fellow prisoners, people involved in progressive and revolutionary movements all over the world. But chess was the principal activity at San Pedro.
The remarkably skilled artisans and craftsmen among the prisoners carved pieces out of charred wood and stone. Chess served to take the prisoners’ minds off the hunger, cold, and beatings, which were especially frequent after there had been a successful Republican offensive. I wrote a chess column in “The Jaily News.” I also gave simultaneous exhibitions, once by playing against 30 prisoners. I have had some success in chess outside of Spain and have won many trophies, but I am proudest of having won the chess championship of San Pedro de Cardenas.
I also became a “betting man” at San Pedro, because I felt it would help morale. I would pick a month in which a particular nationality would leave San Pedro to be repatriated and would bet a dinner and a show. I explained that people were working hard for our release. I am not certain I was that optimistic, however I was amazingly accurate in my predictions. I won all bets and this included the previous departure of the majority of Americans from San Pedro. Although I never collected on the bets, nothing gave me greater satisfaction than seeing the hope inspired by winning these bets.
I have served for many years on the National Board of the Veterans of the Abraham Lincoln Brigade and as executive secretary from 1975 – 1979.
In World War II, I served in the Army of the United States in North Africa and Italy. I received three battle stars and a Presidential Citation.
We did not defeat the fascists in Spain and succeed in stopping WWII. But the fascist timetable was upset. It was set back 2 years and 8 months – 2 years and 8 months in which millions of people all over the world were mobilized in the struggle against fascism. Our fight in Spain was a significant contribution to the victory over the fascists in WWII. The Abraham Lincoln Brigade has stood for the principles I feel so strongly about - the struggle against fascism, against war, against racism and against anti-Semitism.

http://www.alba-valb.org/volunteers/david-hyman-hy-wallach

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada