lunes, 2 de noviembre de 2009

Bob Doyle,un rebelde Irlandés

El pasado 22 de Enero falleció en Londres Bob Doyle, a sus 92 años de edad. Nació en Dublín en 1916. Era el último de los voluntarios irlandeses de la legendaria XVª Brigada que quedaba vivo.


Brigadistas Irlandeses en Diciembre de 1936

Perteneció a la Columna Connolly unidad Irlandesa de la 1ª compañía de la XV Brigada. Esta unidad se creó a finales de 1936 con la llegada de 80 Irlandeses, principalmente de Belfast. Dirigida por Frank Ryan, el prisionero más importante de Franco y detenido junto a Bob. 71 de los cerca de 300 voluntarios irlandeses que participaron en las Brigadas Internacionales cayeron en el frente de guerra, entre los que sobrevivieron muchos fueron hechos prisioneros. Bob llegó a finales de 1937, “Cuando yo vine lo hice cruzando los pirineos,vinieron 17 conmigo,eran Alemanes,Italianos y todos cruzando al mismo tiempo.”

Detenido por tropas fascistas Italianas el 31 de Marzo de 1938 cerca de Calaceite. Bob Doyle fue encerrado en el monasterio de San Pedro de Cardeña el 8 de Abril procedente de Zaragoza. San Pedro uno de tantos lugares que los franquistas convirtieron en campo de concentración. Allí fue torturado por falangistas e interrogado por los servicios secretos alemanes de la Gestapo nazi, llegaron incluso a simular su ejecución… Las marcas de los golpes en su espalda de Bob, asustaron al periodista Americano William Carney. El cual en una visita a San Pedro el 9 de Julio de 1938, intentó machacar la reputación de las Brigadas Internacionales. Parecía escéptico sobre las palizas, pero lo vio con sus propios ojos.

Foto de prisioneros en San Pedro de Cardeña. En primer plano Republicanos, Gudaris, Milicianos... y separados por unas filas vacias junto a la pared sur, Brigadistas Internacionales.

Bob recordaba así la izada de bandera: “ Haciamos el saludo así (con los dedos extendidos del todo) y cualquiera la tenía así (con el puño medio cerrado),porque venían con el palo y te pegaban.” En una decisión de la organización clandestina de prisioneros, con objeto de evitar los golpes, se decidió hacer el saludo fascista. Pero se guardaron una bala en la recámara. Con motivo de una visita en Septiembre del 38 de Lady Chamberlain, viuda del exministro de exteriores Austen Chamberlain, se destapó la sorpresa. Todos los prisioneros Británicos y Irlandeses fueron confinados en el área de asambleas. Hicieron varios ensayos antes de la llegada de L. Chamberlain, en formación y recordando que no habían olvidado hacer el saludo fascista. A su llegada el sargento gritó: “¡Atención! ¡Firmes!”, volvió a repetir la orden. Pero ningún brazo se alzó. El comandante y sargento enrojecieron de furia. L. Chamberlain paso revista y pregunto a muchos por qué habían venido a España. A lo que respondían: “Para detener el fascismo antes de que llegue a Inglaterra”. Algo que no esperaba escuchar. Al ver que todos respondían lo mismo dejo de preguntar.

El 23 de Enero de 1939 fueron conducidos todos los Británicos, Irlandeses, Canadienses y Suizos fueron conducidos a una prisión en San Sebastian. Por las calles de San Sebastian fueron acompañados por un sentimiento humano maravilloso. Les dieron cigarros y chocolate ese Pueblo Vasco solidario con sus defensores. Después de estar en la Prisión de Ondarreta fueron intercambiados por 110 prisioneros Italianos, en manos de la República en Gandía. Finalmente el 5 de Abril de 1939, fueron liberados en el puente internacional de Irún.

Antes de alcanzar Londres, Bob Doyle, John Lennon y Maurice Levitas, fueron a París a ver al Embajador Irlandés. Con el verdadero propósito de buscar ayuda para algunos Alemanes de San Pedro, los cuales tenían amigos en París. Cuando llamarón a la puerta de ese amigo, una mujer la abrió, llevando un aspecto con las cabezas rapadas, gafas rotas, jersey azul y un mono viejo, cerro de un portazo la puerta. Pero gritaron el nombre de un prisionero Alemán y la puerta entonces se abrió con una calurosa bienvenida. Los tres llegaron a Londres sobre las 6 de la siguiente mañana. Tenían solo Francos Franceses y ninguna tienda de cambio estaba abierta. Un café usado por taxistas rehusó servirles el desayuno en Francos Franceses. Pero los taxistas,los cuales se enteraron de su parecido a los prisioneros que habían llegado el día antes, les proporcionaron unos magníficos desayunos, así como cambio para el teléfono.

Bob Doyle se puso inmediatamente a colaborar con el Partido Comunista para crear una red clandestina de resistencia antifranquista. Se casó con Lola, una mujer asturiana, y se asentaron en Londres. Nunca ha dejado de participar en todo tipo de causas solidarias, movimientos de izquierdas y luchas anticapitalistas: en defensa de la clase obrera, iniciativas contra el bloqueo a Cuba, a favor de la revolución bolivariana de Venezuela, movilizaciones contra la guerra de Irak, protestas antiglobalización e incluso a favor de la legalización del cannabis. Bob Doyle también ha sido un asiduo de las celebraciones de homenaje a las Brigadas Internacionales, tanto en el Estado español como en Irlanda. En su última intervención antes de su muerte, en el homenaje a los milicianos antifascistas caidos en la Batalla del Jarama, se despidió con estas palabras:


“¿Sacrificaron en vano sus vidas mis camaradas?” La respuesta dependerá de Uds. Tomen la lucha y únanse en la larga batalla por la más noble de las causas: la liberación de la humanidad. Entonces, el sacrificio de mis camaradas no habrá sido en vano; habrá sido una fuente de aliento. LA LUCHA CONTINÚA.”

Homenaje en Dublín,14 de Febrero de 2009

Bob Doyle, además de un símbolo de la solidaridad internacionalista que representa aquella generación, es un símbolo del idealismo y del compromiso, una referencia para todos los que reivindicamos la memoria histórica democrática y antifascista como una herramienta del presente para construir un mundo más justo.
Fuentes:
Declaraciones en el reportaje de TV “La Batalla del Jarama”
Otras fuentes y archivos del autor del blog
Los libros:
Bob Doyle “Memorias de un rebelde sin pausa”
Carl Geiser “Prisoners of the Good Fight"
http://www.geocities.com/irelandSCW/ibvol-BobDoyle.htm

Bob was the last surviving Irish combatant on the Republican side of the Spanish Civil War when he died.Bob Doyle passed away in London on Thursday, aged 92, after a short illness.
Doyle was born in Dublin on February 12, 1916, shortly before the Easter Rising, and became politically active himself in the 1930s, joining the IRA after being beaten up in street fights with the Blueshirts which left him with permanent damage in one eye.But he quickly became more interested in social issues and, in 1937, decided to volunteer for the International Brigade, motivated in part by the fact that his former flat-mate Kit Conway had been killed in action at the Battle of Jarama on Doyle's 21st birthday.He was foiled in his initial attempts, arrested and expelled from Valencia after he had stowed away on a boat. Undeterred, he eventually made it back to Spain later that year by crossing the Pyrenees.
Initially deployed to train new volunteers, as a result of his IRA experience, he disobeyed orders in order to join a group heading for the front line. After engaging in battle at Belchite, he was taken prisoner by Italian fascist troops on the Aragon front in March 1938, along with Irish International Brigade leader Frank Ryan.He was imprisoned for 11 months in a concentration camp established in the disused monastery of San Pedro, near Burgos, where he was regularly tortured by Spanish fascist guards and interrogated by the German Gestapo and, once, taken out to be shot.Released as part of a prisoner exchange deal, Doyle enlisted in the British Merchant Navy for the duration of the Second World War before settling in London with his Spanish wife Lola.
Active until the very end, Doyle was a regular visitor to both his native Ireland and to Spain for International Brigade commemorations and, in 1996, along with all other survivors of the Brigades, was offered Spanish citizenship. He delivered his last speech at the rededication of Belfast’s International Brigade memorial on November 8.
He published an account of his experiences in Brigadista – An Irishman's Fight Against Fascism in June 2006, launched by Michael D Higgins and Ronnie Drew.
Since Michael O'Riordan's passing in May of that year, Doyle had been the last surviving Irish combatant in the International BrigadeBob Doyle is survived by his sons Bob and Julian, grandchildren and great-grandchildren.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada